No quiero ser como Beckham

Entrenador personal Palma

Segunda semana con mi entrenador personal

«La planificación del entrenamiento acaba siendo tan importante como la definición del objetivo. Por lo tanto, la primera semana con Venancio consiste en diferentes pruebas de nivel para saber “de dónde parto” y, por lo tanto, hasta donde puedo llegar. Enseguida nos hemos dado cuenta de que había algunas partes de mi cuerpo que podía trabajar con mayor intensidad que otras. Es decir, hay ejercicios que me cuestan relativamente poco y otros en los que realmente soy un desastre. . .  Eso se debe a que, cuando yo entrenaba solo por mi cuenta, he descuidado el equilibrio entre los ejercicios y ahora presento una mayor fuerza en el tronco inferior que en el superior.

 

A parte de estar “descompensado”, también tengo otro pequeño problema: no quiero dejar de hacer spinning en el gimnasio. La bicicleta para mi tiene ya un componente social, ya que hay compañeros con los que llevamos mucho tiempo yendo juntos a clase, y al fin y al cabo es lo que me gusta y me divierte. Y no quiero renunciar a eso. Con esas premisas, Venancio me hace un “planning” a mi medida: trabajaré tres días a la semana con él y luego habrá otros dos días a la semana en los que haré bicicleta por mi cuenta en el gimnasio. Los jueves y los domingos serán mis días de descanso. Los días de entreno con él, trabajaremos cada día un grupo muscular específico de forma intensa, dejando el trabajo de piernas para los días de spinning.

 

Esta planificación dura 3 meses. Venancio me pregunta cuál es mi objetivo de todo esto: “¿Qué cuerpo te gustaría tener después de estos 3 meses?” . Me sorprende la pregunta. “No sé, ¿el de Beckham?” digo yo dubitativo. “No, eso no es posible”, me responde con media sonrisa. Me explica que por mi complexión y constitución fisiológica, no debo errar en mis objetivos y señala objetivos de gente “famosa” con una complexión parecida a la mía. Y en ellos debo fijarme. Venancio me asegura que conseguirá sacar de mi cuerpo el máximo rendimiento en potencia, fuerza y energía. Y eso, aunque no pueda ser como Beckham, también me gusta.»

 

Luis Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.