José: poco menos 3 meses y autoestima por las nubes.

Entrenador personal Palma

José confió en mí como su entrenador personal, gracias.

José es el compañero de viaje que más cabreos me ha hecho coger pero que mejores ratos me ha hecho pasar. Su paso por el centro fue una tragicomedia con el drama al comienzo y las risas al final. Aún así su esfuerzo le ha llevado a la recompensa de un aumento de masa corporal y una mayor autoestima en poco menos de 3 meses.

 

Cuando llegó José a la entrevista se quedó anonadado porque le dije que debíamos adelgazar. No es casualidad que yo suelte esta frase pero para un chico con un somatotipo casi puramente ectomorfo (persona de composición corporal estilizada y delgada) suele ser como una patada en los pendientes reales. Es normal que después de  toda una vida intentando escapar del perfil de delgadito venga un entrenador personal (un idiota y un tarado de remate), encima tiene la osadía de llamarte gordo te mine la moral. Como ya he dicho no era una casualidad ya había llamado su atención y ya pude explicarle que me refería a perder un poco de grasa abdominal pero evidentemente ganar peso creando musculatura. Ahí pareció conforme pero…. Vuelvo a divertirme y le suelto la frase: Ahora, eso si, tendremos que hacer mucha pierna! Es uno de los consejos más repetidos del entrenador personal. Ahí viene cuando se mira el brazo y no me llama estúpido porque suelo ser más grande que ellos (aunque yo se que lo piensan). Evidentemente es otra vez mi estrategia para captar de nuevo su atención y poder explicarle que un 60% de nuestra musculatura está en el tren inferior y sobre todo para los ectomorfos es primordial estimularla para crear una respuesta hormonal (testosterona, entre muchas otras cosas, principal hormona para muscular). El porqué hago así las entrevistas es para desmitificar un poco los conceptos más arcaicos y obsoletos del gimnasio y evitar posibles contaminaciones externas, en todos los grupos siempre está el “cuñao” entrenador personal. Una vez identificado el somatotipo, deportes anteriores (ninguno), aficiones (sedentarias) en la entrevista determiné hacer un entrenamiento WEIDER, ahora resulta que es malísimo. En mi centro ha dado resultados y sin provocar lesiones. Evidentemente no es la rama más extrema del WEIDER y siempre complementándolo con los nuevos estudios y puliendo los conceptos más obsoletos.

Pues así fue, diez días antes de hacer los tres meses, me manda una foto ¡delante de un espejo! Él, esa persona que dos meses y pico atrás pasaba desapercibido cual vampiro delante de ellos. Esos momentos son los que me encantan, cuando de un arrebato de alegría son capaces de superar todos sus miedos e inseguridades, se aceptan y lo mejor de todo ¡se gustan! En esos momentos me siento afortunado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.